La interrogación de tu rostro

Se busca pieza
que encaje en el socavón de mi pecho,
que su sonrisa seque lágrimas y cierre cicatrices
y el calor de sus manos devuelva la vida a este cuerpo inerte.

Se busca suavizante
que destiña la miseria de la ropa,
que desenmarañe los nudos de sus mangas
y haga de la armadura que la cubre suave algodón.

Se busca placebo
que engañe los sentidos
que devuelva los latidos a un corazón
que anda más muerto que vivo.

Se busca en definitiva
el rostro que hay detrás de esa interrogación.
Se ofrece: mi alma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s