Aquello de lo que está hecho el vacío

La soledad es de lo que está hecho el vacío. Eso es la soledad, a veces agria, otras amarga y en algún momento hasta dulce. Tan necesaria en algunos momentos, cómplice de tus silencios, como una mala compañera de viaje. Puede destruirte y acabar contigo, puedes acabar loco por su culpa, golpeando tu maldito cráneo contra las mismas paredes que se te caen encima, seccionando las venas que casualmente pasaban por tus muñecas sumergido en una bañera llena de agua. Puedes salir a la calle y caminar entre decenas de personas y seguir sintiéndote tan solo como la cagada de un perro en mitad de la acera. La soledad nos hace tan libres como presos, pero eso es por no saber administrarla, la soledad. Vamos del coño al hoyo y lo hacemos solos. A tan altas esferas llega el tema que ni siquiera dios tiene una compañera que le lama el pijo, y aunque tú tengas quien te lo haga, algún día saldrá por la misma puerta por la que le invitaste a pasar. Y estarás de nuevo solo, solo contigo mismo, con tus fantasmas, con tus cuatro paredes, con tu botella de licor y tu televisor de plasma de 42 pulgadas. La soledad acecha aún cuando te crees acompañado, he visto compartir mesa en restaurantes a centenares de parejas que estaban más solos que tú y que yo, parejas que aun comiendo sobre el mismo mantel o jodiendo en la misma cama les separaba kilómetros y kilómetros de un denso vacío. La soledad deberían catalogarla como otro tipo de cáncer, antaño existía, pero la sociedad ha hecho que se multipliquen los casos. La soledad es una enfermedad que poco a poco se va apoderando de ti, silenciosamente, sin que te des cuenta, entra a hurtadillas en tu habitación, sigilosamente, y cuando quieres darte cuenta está viviendo contigo, se queda con tus zapatillas, con tu pijama y con tu esponja y acabas descalzo, desnudo y frotándote con las manos. Primero invade tu riego sanguíneo, luego llega al corazón, se apodera de él, lo vacía y se extiende al resto de órganos y extremidades, al principio quieres gritar, intercalando actos heroicos y suicidas, pero acabas convirtiéndote en un autómata que se mueve por inercia, con la mirada perdida, la mente en blanco y movimientos mecanizados aprendidos con anterioridad. La soledad, como la mayoría de las cosas amigo mío, parecen atractivas desde fuera, pero si puedes asegurarte una mamada, por mala que sea, estarás salvado por un tiempo. Al fin y al cabo se trata de eso, de salvar el culo mientras puedas hasta que te llegue el momento.

La soledad es para los poetas, los neorrománticos y los científicos, los locos como tú y como yo debemos escapar de ella y encontrar ese algo o alguien que nos haga ser el puto ombligo del mundo, porque estamos demasiado desquiciados como para admitirlo, porque nos gusta ser alguien, ser algo y sentirnos especímenes únicos, y aunque solo sea por compartir ese sentimiento, nos hace estar menos solos. Piénsalo, deja la cerveza en la mesa, esté como esté, ve a tu dormitorio y susurrarle a tu chica algo bonito al oído, que la quieres, probablemente se hará la dormida porque tu fétido aliento la haya despertado, pero ella se levantará de mejor humor y eso te hará feliz porque te llamará a media mañana y te dirá que está deseando llegar a casa y hacerte el amor como nunca te lo han hecho y ella también te dirá que te quiere, y entonces verás el mundo con una nueva perspectiva y verás que en el fondo no es tan malo, que estás con la chica que quieres estar, y la soledad se masturbará viéndoos desde el armario con lágrimas recorriendo sus mejillas, y quizá sea ella la que luego se dé un baño cortándose las venas con tu cuchilla de afeitar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s