Para absolución la de mi pared

No sé gran cosa sobre el tema, el caso es que hace unos días un policía que patrullaba por el centro de la ciudad de Thesalonika, en Grecia, se cargó a un chavalito de extrema izquierda. Al poli en cuestión le llamaban Rambo, lo cual explica que se le fuera la mano. Por mi que le cuelguen en la misma Acrópolis para que todos lo vean, yo que sé, pero la fachada de mi humilde edificio, a unos cuantos miles de kilómetros de allí, tiene poca culpa de lo ocurrido. ¿Me explico?

Esta noche he degustado un par de deliciosos peces gallo cocinados por mi madre al mediodía y recalentados en mi estupendo microondas algunas horas más tarde, aderezados con una pizca de sal y unas gotitas de limón. Después de eso las raspas se fueron al cubo de la basura y cuando me iba a haber ido a la cama me he percatado de cierto hedor incómodo que inundaba la cocina. así pues me he puesto el abrigo, me he calzado un par de zapatos y me he decidido a sacar esa olorosa bolsa negra de desechos acumulados de varios días para depositarla en su respectivo contenedor gris de tapa naranja que se encuentra a la vuelta de la esquina según sales del portal, aprovechando de paso, para fumarme el pitillo de antes de acostarme. Pero nada más salir a la calle me doy de bruces con una punkarra y el piojoso de su novio, como no, con un perro flauta al lado, escribiendo en la pared de ladrillo visto, con más años de los que puedan contar con todos los dedos de sus extremidades, en la fachada como decía, de mi humilde edificio, "Absolución, solidarios con Grecia".

Me parece estupendo que la gente simpatice con estas cosas, queme fotos del rey y se taladre los genitales para colgarse pendientes u otras cosas ahí, prenda contenedores y se fume toda la hierba del campus de la facultad de educación especial ,en cuyas aulas no han pisado sus Converse ni el primer día de clase. De hecho me la suda. Pero dime, qué cojones haces pintando con un spray negro "Absolución, solidarios con Grecia" en la fachada de un edificio de un barrio pobre y de izquierdas como el de Tetuán, gilipollas. Vete, como te he recomendado, a la embajada de dicho país o al menos a un barrio pijo, y píntales ahí un mural de Dalí o lo que te salga del higo, que es que eres tonta, y luego le cortas el pelo a tu novio que eso no puede ser sano. Que aquí en España somos todos gilipollas, que nos apuntamos a cualquier bombardeo de fuera por el mero hecho de armar gresca, beber unos litros y gritar "Anarkía y birra fría". Y eso es globalización, la misma globalización contra la que luchan todos estos piojosos punkarras bebedores de cerveza de oferta y orina, los mismos que años después van trajeados, afeitados y aseados, ellos y ellas, con un portátil bajo el brazo y una nómina llenando su cuenta corriente, en el autobús camino de las oficinas de cierta consultora de origen norteamericano. Está de puta madre ir de rojo alternativo por la vida cuando al llegar a casa tu madre te tiene puesta la cena con los garbanzos por los que el currante de tu padre pelea cada día, allí donde trabaje, mientras te tiras pedos con los coleguitas en el banco de cualquier parque esnifando pegamento.

Otro día me meto con los niños pijos del aguilucho que lo tienen todo hecho, pero al menos ellos respetan la fachada de mierda de mi viejo edificio que comparto con matrimonios de ancianos, obreros y hasta una familia gitana que seguro han luchado más de lo que se te pueda escapar a ti de la boca, rojillo de mierda.

Buenas noches y Feliz Navidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s